Aquella noche en Cadiz hacia calor y apetecía tomarse unos refrigerios a la luz de la luna, junto a la piscina de la casa que habiamos alquilado. Mientras tanto planificabamos que hacer el día de la boda que teniamos el sabado siguiente.

Fue cuando las chicas comentaron que ese día, muy a su pesar, se lo tendrían que pasar en la peluquería, que a Mike le apareció una brillante sonrisa en la cara y dijo:

– Pues… cuando el gato no esta, los ratones bailan.

En ese momento todos supimos que ese día las acciones de Cruzcampo en Andalucía iban a subir por lo menos tres puntos en el indice Nikkei

Y con este breve relato, yo creo que suficientemente explicativo, queda inaugurado este blog… [aplausos y fanfarrias por favor]